Riviera de Oceania Cruises: gastronomía, gastronomía y gastronomía

Riviera Oceania Cruises portada

Valoración / Review del Riviera de Oceania Cruises, por Héctor Carbonell-. Sin duda alguna, las dos grandes bazas de Oceania Cruises son la gastronomía y el servicio, la diferencia fundamental la hacen los cuatro restaurantes de especialidad que están incluidos en el precio, al menos una vez cada uno durante el crucero.

Portada Riviera 2

Noche a bordo en Estambul

Nosotros tuvimos la suerte de cenar seis de las diez noches a bordo en ellos, muy recomendable hacer las reservas desde casa en la web. Pudimos ir un par de noches más porque normalmente los días que el crucero hace noche en puerto no suelen llenar y hay disponibilidad.

Cenando en el Riviera

Cenando en el Riviera

Para mi gusto Toscana el mejor, con detalles dignos de alta restauración, pero Jacques y Polo Grill no tienen nada que envidiarle. El asiático, Red Ginger, decidimos no probarlo, aunque quien fue dijo que era fantástico, incluso comentaron que el mejor de todos.

Dicho esto, los restaurantes de especialidad son muy buenos, pero no mejores que los de pago de Celebrity o Cunard por ejemplo. La calidad de la materia prima es fantástica y la elaboración muy buena en líneas generales, pero el servicio mejorable.

Postre

Postre

Si eres de los aficionados a la langosta este es tu crucero, mi padre terminó diciendo no quiero más langosta, y es que la tienes en todos los restaurantes, en el bufet por ejemplo hay todas las noche, y puedes pedir las que quieras.

Aparte cenar en la terraza del buffet si hace buen tiempo es fantástico, y tienes muchos de los platos que se sirven en el restaurante principal. Esta zona es uno de los grandes valores del Riviera.

Otro aspecto a destacar es el sitio de comida rápida, mucho mejor que todo lo que conozco hasta la fecha, con varias hamburguesas y perritos elaborados, un plato de carne y otro de pescado, aparte de paninis, y todo recién hecho, nada de cosas frías o recalentadas, creo que es un gran acierto la formula, además te lo sirven en la mesa después de ordenarlo a tu gusto.

Buffet completo

Buffet completo

La calidad del buffet a mediodía es alta, aunque obviamente un poco limitada por las dimensiones del barco y la cantidad de pasajeros a bordo, como es normal en este tipo de navieras.

El restaurante principal para las cenas es quizá lo que menos me sorprendió, se diferencia poco con el de cualquier otra naviera premium o upper premium, obviamente muy bueno y quizá con una materia prima un poco mejor. Tener un camarero diferente todas las noches no siempre es bueno.

El room service es aceptable, aunque un poco lento, un día que llegué tarde al barco no había nada disponible, así es que tuve que pedir a la habitación.

Detalle

Detalle

Servicio de calidad

Otro de los puntos fuertes es la atención esmerada y amable de todo el personal, destacar que es el barco donde he encontrado más personal de habla hispana de cara al público.

Hay una cantidad importante de hondureños, porque tienen escuela en este país. Aparte encontré mejicanos, peruanos, brasileños e italianos.

El personal de recepción es magnífico, súper agradables, y prácticamente todos eran hispanos, te ayudaban en todo lo que podían y te hacían las recomendaciones oportunas. Dispones de una oferta de películas en blu ray limitada pero suficiente, hay en varios idiomas.

Riviera fondeando...

Riviera fondeando…

Nosotros como siempre, fiel a nuestros principios, decidimos no hacer excursión con el barco, y el primer día que llegamos a Israel nos equivocamos de pleno en el planteamiento. Nos acercamos por la noche a la recepción y nos facilitaron mucha información de Tel Aviv que imprimieron al momento, era un destino no contemplado y por ende no preparado.

Un servicio muy interesante que ofrece esta naviera es personal local y experto en el lobby al momento de desembarcar para hacer las excursiones por libre, las recomendaciones son mejores a las que puedas tener en puerto, nos ayudó mucho en varias ocasiones.

Algunos de los indicadores que marcan la calidad del servicio es la cantidad de espacio disponible, y el Riviera supera las 50 toneladas pasajero, el mejor que conozco, la sensación de espacio es brutal. Aparte del ratio de pasajero tripulante, en este caso creo que ronda el 1,5/1.

Camarote con balcón

Camarote con balcón

Las habitaciones

Son elegantes a más no poder, cómodas y muy funcionales, tienes espacios para guardar cosas por todos lados, muchas perchas en los armarios, zapatillas y albornoz muy buenos, agua mineral y refrescos gratuitos.

Destacar el baño, completo, de porcelana, con bañera y ducha separada, el más amplio que conozco hasta la fecha. Eso sí, no son para gente alta, yo tuve que quitar algún rociador para no darme en la cabeza.

Baño camarote

Baño camarote

La parte que menos me gustó fue el colchón, las primeras noches lo pasé mal, y es que tiene una capa de viscolástica que a mi personalmente no me gusta nada, no puedo con ese material. Una noche ya cansado de no dormir me levanté, voltee el colchón y solucionado el problema, el otro lado era normal, un poco duro pero mejor que la opción inicial.

Piscina

Piscina

Zona de piscina

La mejor sin duda en un barco de estas dimensiones, incluso más interesante que en barco del doble de tonelaje. Siempre hay disponibilidad de unas hamacas comodísimas, a las que le ponen una toalla hecha a medida que cambian todos los días, y que no se mueve, perfecta. Tienen camas balinesas también muy agradables.

El personal del bar está muy pendiente de que no te falte agua, zumos o bebidas alcohólicas.

No hay niños, en esta naviera se ven muy pocos, por lo que es muy tranquila, tampoco hay juegos ni animación más allá de le mesa de ping pong.

Solarium Spa

Solarium Spa

La piscina es profunda en todos lados, por lo que la mayoría de las personas no dan pie. No se llega a percibir sensación de agobio en ningún momento, incluso con 15-20 personas en ella.

A primera o última hora se puede nadar sin ningún problema.

La hora del te

La hora del te

La hora del te

Uno de los imprescindibles en los barcos de alta gama, y todo un ritual en esta naviera, se hace en el Horizons, un salón inmenso muy cómodo y con preciosas vistas.

A diferencia de otras navieras, ofrecen una gran variedad de tes y no solo el inglés.

Los scones, pastas típicas de esta ceremonia, con crema o nata, de los mejores que haya probado.

Tea Time

Tea Time

Espectáculos

No me gustan en ninguna compañía, salvo en los mastodontes de Royal que dedican algo más de presupuesto a este apartado, y Oceanía no es la excepción.

Por norma general musicales y cantantes aceptables, destacar una artista que tocaba la flauta y que hizo un show muy curioso.

El teatro tecnológicamente no da mucho juego, y es que obviamente no es el fuerte de Oceania, a las once de la noche era un barco fantasma, no había nada en ningún lado.

Música clásica

Música clásica

Espacios comunes

La biblioteca es uno de los sitios más bonitos del barco, perfectamente organizada, y con una cantidad de ejemplares en inglés importante, además cuenta con unos sillones para leer buenísimos.

La cafetería que tienes justo al lado en muy sencilla pero tienes café expreso gratis y algunos pastelitos, pocos para mi gusto.

Otro aspecto relevante es que es un barco libre de fotógrafos profesionales, se agradece y mucho.

Hall

Hall

Aspectos a mejorar

No todo es perfecto y considero que hay aspectos mejorables como…

  • El simulacro de evacuación cada vez es más insoportable en todas las navieras, pero este roza los límites de la tontería, todos con su chaleco, todos a ponérselo, y pasando lista de quienes faltan, absurdo porque al final no hacen nada en otros idiomas, creo que deberían inventar una fórmula mejor.
  • No existe hospitality al volver de las excursiones, otras navieras te reciben con agua o limonada y una toalla fría o caliente según la temporada, esto Holland y Celebrity lo hace mejor.
  • Añadiría algunos pasteles más elaborados en el espacio dedicado al café expreso, esto Celebrity y Princess lo hacen mejor.
  • Falta una televisión interactiva para ver aspectos como excursiones o la cuenta a bordo, esto Celebrity lo hace mejor.
  • Algo que parece inconcebible es que no coordinen ciertos aspectos que hacen la navegación diferente, y pongo un ejemplo, salir de Estambul a las 7:00 de la tarde hubiese sido memorable por la puesta de sol, hacerlo una hora antes una auténtica pena. Nos hubiese dado igual llegar una hora más tarde al siguiente destino. Esto Holland lo hace mejor.
  • No se hace un diario de abordo en español, esto todas las navieras lo hacen mejor.
  • Los baños públicos son insuficientes, falta alguna tasa más como mínimo.
  • Imperdonable también que teníamos los peores atraques en puerto, teniendo que usar shuttle cuando barcos de menor categoría no, esto Celebrity y Azamara lo hacen mejor.
  • Los anuncios del Director de Crucero se oyen en todo el barco, y a determinadas horas son molestos.
Música a bordo

Música a bordo

Visión global, por Héctor Carbonell

Oceanía es sin duda la reina de la categoría premium y upper premium si lo que se busca es buen servicio, gastronomía, tranquilidad e itinerarios interesantes.

 

–> Ver Valoración Experiencia a bordo del Marina (buque hermano del Riviera) de Oceania Cruises, por Josep Piqué

–> Más sobre Oceania Cruises

Related Posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *