Transmitir verdaderas experiencias en cruceros

MSC Cruceros

Según el último informe proporcionado por la CLIA, la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros, para esta temporada 2015 se calcula que más de 23 millones de pasajeros piensan realizar un crucero en los próximos meses del año. Un dato asombroso, esperanzador y apabullante.

Pero más apabullante es este otro dato: en los últimos y en los próximos meses, han entrado y entrarán en servicio un total de 22 nuevos barcos de cruceros, con una inversión de casi 4.000 millones de euros. Tal como venimos publicando en Crucero 10, las principales navieras del sector no cesan en su empeño de impresionar no solo a sus más fieles clientes, sino a potenciales clientes, especialmente a los que aún no han saboreado la experiencia de embarcar y navegar en un crucero para sus vacaciones.

Otra de las tendencias que cabe resaltar en estos estudios que se vienen realizando desde CLIA, es el auge, la moda de los cruceristas más curtidos en experimentar nuevos segmentos de cruceros: muchos cruceristas repetidores no se “casan” con una sola naviera, sino que prefieren probar otros productos, incluso de distintos segmentos como los cruceros premium, de lujo o fluviales. Algunas de las navieras más populares del sector procuran adaptar sus mega barcos a este perfil de cliente, incorporando áreas muy exclusivas en sus buques, aunque desde Crucero 10 podemos asegurar que no es lo mismo “navegar en un crucero de lujo con todo tipo de detalles de lujo a bordo de una embarcación con servicios de lujo” que “navegar en un crucero popular con una zona con detalles de lujo”. Para gustos, los colores, por supuesto, pero no caigamos en el error de confundir al personal. Un crucero de lujo es eso, todo ello de lujo, especialmente sus itinerarios (más elaborados y exclusivos), su servicio (100% exquisito, con mil detalles a bordo y con ratios espacio/pasajero y tripulante/pasajero altamente generosos), su gastronomía variada y de altos quilates, ambiente relajado y chic total, etc.

cruceros-con-niños

Volviendo a los datos, este último informe de la CLIA aseguraba que 6 de cada 10 pasajeros (62%) que han viajado en un crucero volverán a repetir experiencia. Para mi modo de ver y entender, no es un mala cifra, pero no es tan espectacular como muchos quisiéramos. Hablando con mucha gente que en los últimos 2 o 3 años han realizado un crucero y que no han vuelto a hacerlo últimamente, dicen que es por varias causas, principalmente por la crisis y… por una mala experiencia. Ojo. Si es por la crisis podemos entenderlo y comprenderlo. Pero no así por “una mala experiencia”. Generalmente, cuando alguien dice haber tenido una mala experiencia en su crucero es por algunos motivos. Uno de ellos, porque no recibieron lo que esperaban tras lo pagado (baja calidad de servicio a bordo, itinerarios con escalas cortas, agobio y colas en los restaurantes.., etc. -Cada uno sabrá sus motivos-). Y a veces, es por falta de información previa o por falta de asesoramiento personalizado. Quizá.

Es por esta razón que consideramos muy importante que los que vivimos este sector de cerca, a diario, no nos quedemos de brazos cruzados y miremos de trasladar y, sobretodo, de transmitir VERDADERAS experiencias, en lugar de querer despachar (a nivel de contenidos, a nivel comercial, a nivel de ofertas…) sin pensar en posibles consecuencias posteriores. Es decir, alguien que se considere agente de viajes especializado, alguien que se considere blogger o periodista especializado, alguien que se considere promotor o asesor especializado, etc, debe haber realizado un mínimo de cruceros en varias navieras de todos los segmentos. Y pagando de su bolsillo, por supuesto…  De otra forma? Nos hemos dado cuenta, y creemos sinceramente, que no es una manera correcta de transmitir sensaciones reales a quien te lee o escucha. Y en Crucero 10 seguimos INVIRTIENDO (hasta donde lleguemos) para poder transmitir verdaderas experiencias en forma de contenidos, opinión, eventos, etc.

Desde hace un tiempo, anteponemos elegir a ser elegidos. Si algo nos viene de gusto, no pedimos, reservamos y lo hacemos,  como cualquier pasajero del planeta. Por suerte, muchos lo saben, como las propias navieras… Y algunos pocos, muy pocos colegas de profesión también lo hacen. ¡Bien por ellos! Ahí queda escrito, para evitar posibles suspicacias en torno a nuestra marca. Todo ello independientemente de posibles cruceros promocionales muy puntuales que te ofrecen ciertas navieras. Entonces, no diremos que hemos vivido una experiencia, sino que hemos vivido una inauguración, donde siempre te vas con grandes recuerdos, con todos los costes pagados, de ese tipo de “experiencias” (“entre comillas”).

Volviendo al tema de los datos de la CLIA, contemplamos que el margen de mejora es altísimo. 6 de cada 10 repetirían, mirándolo con el vaso medio lleno. Pero 4 de cada 10, no, mirándolo con el vaso medio vacío. Estamos a un punto del empate y a dos de la derrota. No hay que relajarse y empezar a trabajar y a esforzarse más. La información que recibe el futuro crucerista debe ser creíble y no interesada. No es tan difícil. Sólo hay que invertir en ello, mientras se pueda.

Cruceros en pareja

 

 

Related Posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *