Los cruceros necesitan a Barcelona. Y Barcelona, a los cruceros.

Barcelona 2015

Opinión de cruceros, por Josep Piqué-. El Port de Barcelona envió un estudio reciente sobre el impacto económico que generan los cruceros a la ciudad y al resto de Catalunya. Además de seguir siendo el puerto de referencia en el Mediterráneo y en Europa, liderando el tráfico de pasajeros, sigue manteniendo el 4º lugar en el competitivo ranking mundial, sólo superado por puertos como el de Miami y Fort Lauderdale, en Florida, entre ellos.

De esta forma, es muy evidente que el turismo de cruceros sigue siendo fundamental para la economía de Barcelona y de todo su entorno, con una aportación estimada a la ciudad de 796 millones de euros y 413,2 millones al PIB catalán, según el estudio elaborado por la Universidad de Barcelona y que el puerto catalán ha hecho público, para contrarrestar las insinuaciones de la alcaldesa Ada Colau, que en su momento declaró que “hay que ordenar los cruceros en Barcelona y comprobar si son o no rentables”, dejando entrever alguna decisión drástica consideramos absolutamente innecesaria en los tiempos que vivimos. Por si acaso, el Port de Barcelona ha vuelto a actuar, presentando este estudio más que fiable, para que la Excelentísima Ada Colau se lo estudie detenidamente antes de tomar cualquier decisión.

Además del impacto global que generan los cruceros en Barcelona y sus alrededores, es de recibo destacar que también generan un impacto “interno”, con una facturación diaria de 2,2 millones de euros, de los que 1,7 millones corresponden a la ciudad de Barcelona. Según podemos leer en este estudio, cada barco de crucero que hace escala en el Port de Barcelona genera 1 millón de euros de facturación/media. O lo que es lo mismo, cada buque de crucero que atraca a diario en Barcelona, contribuye con 500 mil euros al PIB catalán y aporta 200.000 euros en impuestos.

Barcelona-cruise-terminal-300x234

Este informe detallado y realizado por la UB está trabajado con datos del 2014, donde el puerto registró un leve descenso de registros respecto al 2013, con un total de 2.364.292 movimientos de cruceristas. En este 2015, se prevé un ligero aumento respecto al 2014, casi igualando los registros de marcado éxito del 2013. Además de los datos numéricos demostrados, es importante resaltar de este exhaustivo informe que todo este movimiento del sector en Barcelona da 6.759 puestos de trabajo y genera rentas fiscales de 152 millones de euros en impuestos estatales y autonómicos y tasa turística.

Para añadir más datos, cada crucerista que hace noche en la ciudad de Barcelona antes o después de realizar su crucero (pernoctación, ya sea a bordo del propio buque o haciendo noche en la ciudad), hace un gasto medio de unos 200 euros diarios. Según datos de otros estudios, el turista vacacional (no el crucerista) que visita la ciudad hace un gasto medio diario de 156 euros.

Desde estás líneas queremos invitar, una vez más, a Ada Colau y a su equipo de gobierno que estudien con tranquilidad este informe, que se lo tomen con mucha calma y que desistan de tomar cualquier decisión “contraria”, que sería absurda por el gran rendimiento económico y laboral que ha proporcionado y que sigue proporcionando el sector a Barcelona y a sus ciudadanos.

Paseo Colón Barcelona

Si poner “orden” es igual a “ordenar” (que sepamos, sí), que explique bien (o muy bien) a qué se refiere. Si lo que pretende es quedar bien con sus votantes (ganó las elecciones a la alcaldía de Barcelona con un 25,52% de los votos totales), por aquello de que no hay  que “estirar más el brazo que la manga” (gastar más de lo que ganas), lo más coherente es que analice el informe que ha presentado el Port de Barcelona y reconozca, de una vez por todas, la realidad del asunto. Los cruceros necesitan Barcelona, por su excelente punto estratégico y su alma. Pero Barcelona también necesita a los cruceros, por todo que ofrecen a la ciudad, a su entorno y a sus ciudadanos. No debería haber más discusión. Pero si la hay, que explique con argumentos contundentes y sólidos (como así lo ha demostrado el Port de Barcelona con su informe real y exhaustivo del impacto que genera este sector a BCN) a qué se refiere cuando dice que hay que “ordenar los cruceros en Barcelona” y qué haría ella para dar trabajo (o más trabajo) a miles y miles de ciudadanos de Barcelona y alrededores. Y que deje de marear la perdiz.

Related Posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *