Consejos de cruceros: Elegir un crucero, clave del éxito o fracaso de tu experiencia

Antes de elegir un crucero, además de estudiar los distintos itinerarios que más ilusión te generen, es importante hacerte otras preguntas:

  • ¿Cuántos días dispongo para el crucero?
  • Idioma a bordo: ¿en mi idioma o me es indiferente?
  • Elección y estilo barco: ¿pequeño, grande, mediano… De estilo familiar, del segmento premium, de lujo..?
  • Presupuesto (que engloba con anteriores puntos, según preferencias y ofertas puntuales)

Duración crucero

Como muchos cruceristas ya saben, existen cruceros de todos los tipos y de todas las duraciones, desde los cruceros cortos de 2 a 5 días hasta los cruceros de 12 a 14 días pasando por los de 7 días o las Vueltas al Mundo.

Idioma a bordo

Hay gente que antepone que el idioma a bordo sea el que utiliza a menudo, para ahorrarse quebraderos de cabeza una vez a bordo.

En cambio, hay otros pasajeros (quizá los más “viajeros”) que no les importa, aduciendo que “cuando voy a otro lugar, como París, por ejemplo, no espero que en un restaurante me hablen en español… Así pues, en los cruceros, tampoco lo espero. Sólo quiero dejarme llevar. ¡Son vacaciones!”.

Normalmente, los barcos más colosales y espectaculares del mundo, así como los más lujosos, tienen atención en inglés como la principal lengua a bordo, pero si es cierto que ofrecen un mínimo de atención en otros idiomas, como el español. Son muchas las navieras internacionales que ofrecen como 2º idioma oficial el español (pasa con los cruceros en Europa, especialmente en los del Mediterráneo con salida desde Barcelona: Costa Cruceros, MSC Cruceros, Royal Caribbean y Norwegian Cruise Line, por ejemplo…).

Elección barco

El tamaño:

  • Barcos de cruceros pequeños: hasta 10.000 Tn registro bruto (entre 100 a 500 pasajeros). Más íntimos, lujosos y con un servicio muy personalizado y de alta calidad.
  • Barcos de cruceros medianos: de 10.000 a 70.000 Tn registro bruto (entre 500 a 2.000 pasajeros). Íntimo, con un servicio personalizado y de gran calidad.
  • Barcos de cruceros grandes: de 70.000 a 150.000 Tn registro bruto (entre 2.000 a más de 3.000 pasajeros). Más pasajeros, familias a bordo, e instalaciones adaptadas para todo tipo de público.
  • Megabarcos: de más de 150.000 Tn de registro bruto (más de 4.000 pasajeros). Auténticas islas flotantes, con mil y una instalaciones para el ocio y la diversión. Ideal para navegar en familia, amigos…

Anthem of the Seas en Barcelona (F: PeterBCN)

La velocidad de la mayoría de los barcos de cruceros se sitúa entre los 15 y 25 nudos.

Año de construcción del barco:

Es una información necesaria para saber el estado de sus instalaciones y servicios.

Si el barco tiene más de diez años hay que informarse si se ha remodelado o reformado, ya que a partir de esos años el barco puede tener ya instalaciones más obsoletas y el paso del tiempo exige una remodelación.

Un barco a partir de 40 años de antigüedad ha tenido que sufrir varias remodelaciones y algunas de ellas en profundidad si la naviera desea continuar dando un buen nivel de prestaciones de servicios y gozar de buenas instalaciones. De no ser así, el nivel de deterioro puede ser importante y no conseguir unos estándares de calidad aceptables las navieras de cruceros se desprenden de ellos y se dedican para otros cometidos y finalmente pueden ir al desguace.

Los cruceros fluviales son totalmente diferentes a los marítimos en cuanto al tipo de embarcación, vida a bordo, recorridos, etc.

Pasajeros tomando fotos en cubierta

Presupuesto crucero

Durante el año, independientemente de la época, se ofrecen múltiples promociones y ofertas que no dejan indiferente a nadie. Generalmente estas se producen en navieras más populares-familiares, aunque de vez en cuando las navieras más lujosas y exclusivas también lanzan ofertas irrechazables. En temporada alta (y media-alta), de junio a finales de agosto,  los precios acostumbran a ser más elevados que en el resto del año.

Fuera de estas fechas, a excepción de las fechas especiales como los cruceros de Semana Santa, Navidad o Año Nuevo, los precios son mucho más accesibles, lo que representa una oportunidad para los que pueden navegar todo el año y en cualquier lugar. Eso sí, también queremos remarcar que no es lo mismo navegar por el Mediterráneo en junio, julio, agosto o septiembre que hacerlo en enero, febrero, marzo o noviembre, por ejemplo. El riesgo de malas condiciones climatológicas es mayor (¡qué no significa que esté escrito que así sea!, pero existe más riesgo) que en la fase avanzada de la primavera o en pleno verano. Los precios, de esta manera, también varían. Es más económico navegar en temporada baja que hacerlo en temporada alta. Lógico.

También existen navieras y navieras. Hay navieras que ofrecen desde hace años el régimen del Todo Incluido a bordo. Otras prefieren mantener la Pensión Completa y ofrecer paquetes de bebidas a precios tentadores. En cualquier caso, es de nuestra obligación decir que la compañía que ofrece un crucero por el Mediterráneo desde 200 euros por persona una semana no puede ofrecer, en ningún caso, todos los servicios que la que ofrece un itinerario igual o parecido a un precio bastante más superior, que partiría, por ejemplo, desde los 600 euros por persona o desde los 1500 euros por persona.

Hay navieras de muchos estilos distintos, incluso siendo del mismo segmento (familiar-popular, premium o lujo). Todo se decide en base y según las perspectivas y ambiciones de cada uno. A los gustos de cada uno, en definitiva. No hay un barco mejor o peor, sino una perspectiva a gusto de cada uno y para todos los bolsillos.

En definitiva, es muy aconsejable que, según el presupuesto que uno disponga, vaya a una agencia de viajes especializada para que le proporcionen TODAS las opciones posibles bajo las pautas previamente descritas. El éxito o fracaso de una experiencia en un crucero depende, y mucho, de la elección correcta de una de las múltiples opciones existentes. Nosotros siempre decimos: “Sé tu quien ponga las bases. Es básico. Si luego no te acabas de decidir por el barco o naviera, deja que algún verdadero profesional te asesore definitivamente, según tus gustos y según tu información-base proporcionada”.


Related Posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *