El origen de los cruceros

En 2005, cuando nació este portal, uno de los primeros artículos que publicamos fue sobre el origen de los cruceros. Consideramos interesante rescatarlo y volver a publicarlo, seguro que a muchos os interesará…

El CRUCERO: Su origen

La especie humana ha vivido en estrecha relación con los diferentes mares, océanos y ríos existentes en el planeta para explorarlos y para buscar nuevas latitudes. Los barcos sirvieron en muchos casos como vehículos para comunicarse y comerciar o, simplemente, para viaje de placer.

Si queremos buscar el origen de los viajes de placer, o sea, de los cruceros de placer, habría que buscar en la Inglaterra del siglo XIX. En esta época se fundó la PSNC (Peninsular Steam Navigation Company), más tarde rebautizada como P&C. Poco más tarde, Samuel Cunard ideó un servicio trasatlántico entre Liverpool y Halifax con el buque Britannia. Hoy en día la compañía Cunard sigue ofreciendo la misma travesía transatlántica.

Poco a poco la idea de navegar por placer se fue extendiendo y escritores como Charles Dickens, entre otros, escribieron libros relatando aventuras a bordo de los buques que recorrían los puertos del Mediterráneo y el Mar Negro. Así se resume el origen de los barcos de crucero.

1920-1930
En esa década, los barcos realizaban servicios rápidos de correo entre el Nuevo y el Viejo Continente. La rapidez era primordial a la hora de construir un barco de estas características.

1930-1940
En esa década empieza la construcción de buques que combinan la carga de mercancías con el pasaje y que hizo realidad lo que hoy en día representa un crucero, el poder navegar por placer. Se construyeron barcos de lujo, sobretodo en Francia, Alemania e Italia. Eran barcos grandes, lujosos, rápidos. ¿Qué barco se puede considerar como el primer barco de crucero en todas las reglas? Según los más expertos se trata del Ocean Monarch, creado por los norteamericanos tras la I Guerra Mundial. Fue el primer barco concedido para la realización de cruceros. Su viaje inaugural tuvo lugar entre Nueva York y las islas Bermudas.
En Europa el primer barco considerado como crucero fue el Caronia de Cunard Line. Realizaba el servicio trasatlántico en verano y largos cruceros de vuelta al mundo el resto del año. Este buque inglés fue el primero que incorporaba en los camarotes de los pasajeros un baño privado lo que, para aquella época, significaba un todo un lujo.


1940-1950
A finales de los años 30, en 1939, se declaró la II Guerra Mundial y la crisis en el sector dio un giro a la navegación de placer tras la guerra. Una vez terminada la guerra los viajes se reanudaron pero entonces eran más los políticos, hombres de negocio y empleados de los gobiernos quienes podían viajar en este tipo de buques de lujo. Entonces ya existía el Queen Mary, una auténtica obra maestra creada por Cunard Line, entonces era la mayor compañía de buques de crucero y carga.

1950-1960
En 1957 se empiezan a construir los primeros aviones comerciales para atravesar el Atlántico. Un año más tarde, en junio del 1958, despega el primer avión hacia América. Entonces existían hasta 100 compañías navieras. Entonces atravesar el Atlántico con barco resultaba ser bastante más económico que hacerlo en avión pero poco a poco los costes se fueron equiparando y en 1970, tras la creación de los Boeing 747 en la década de los 70 supuso el fin del transporte marítimo de pasajeros. Tras la aparición de los aviones comerciales desparecieron muchas compañías navieras por quiebra y sus barcos tuvieron que ser vendidos.
Las compañías supervivientes centraron sus intereses en el Caribe, donde los pasajeros podían navegar todo el año, dedicándose únicamente a centrarse en la navegación de placer. Tras este paso, la lógica llevó a las compañías navieras supervivientes pactar con las compañías aéreas para crear lo que hoy se llama “paquete turístico”. La combinación del avión y el barco dio un nuevo empuje a las compañías navieras. Durante esa década se construyeron lo que se pueden considerar como primeros barcos de cruceros en Europa, dedicado al ocio y placer exclusivamente, adquiriendo un auge importante compañías navieras como: Cunard Line, P&O, Orient Line, Holland American Line, Costa Crociere…

1960-1980
Durante la década de los 60, 70 y 80 la comercialización de cruceros se centraba principalmente en los viajes de placer unido al recorrido. En esas épocas se construyeron muchos buques de viejas y nuevas compañías que aparecieron como Royal Caribbean, Carnival Cruises, Celebrity Cruises, Royal Cruise Line, Norwegian Cruise Line, Lauro, Princess Cruises…

1980-2000
En los años 80 y 90 el mercado de cruceros sigue creciendo y provoca una gran oferta de ocio para el pasajero. Viajar en crucero ya no resulta tan caro como antaño debido a la competencia. Los precios bajan provocados por la creación de nuevas compañías y la construcción de nuevos buques. A principios de los años 90 se empiezan a construir enormes buques, capaces de recibir a más de 2000 personas y de convertir un buque en una auténtica ciudad flotante con todo tipo de espacios comunes que generan diversión, entretenimiento, relax… Todo lo que un pasajero podría haber soñado. Es la nueva era de los barcos de crucero grandes, superando las 60.000 t. y los 225 m. de eslora.


2000-200…
Actualmente el crecimiento en el mercado de cruceros es evidente pero en un futuro, si las circunstancias son normales, no solo se mantendrá sino que aumentará el crecimiento y, a la vez, el desarrollo. La industria de los cruceros se mantiene firme en muchos países ya desarrollados en este sentido y crece en países aun sin el desarrollo mínimo. Un ejemplo, aseguran que en el mercado americano, considerado el más desarrollado del mundo, la penetración del mercado turístico es escasa hoy en día. Se calcula que se encuentra entorno al 15 % y todavía mantiene un amplio margen de mejora. El mercado europeo aún tiene mucho más margen para crecer. Más adelante el objetivo de crecimiento en este sector será el mercado asiático, que ya empieza a descubrir el mundo de los cruceros. Hasta hace solo unos años el objetivo de las compañías navieras era construir nuevos barcos y en cantidad. Compañías como Royal Caribbean, Princess Cruises, Carnival, Costa Crociere y la ya desaparecida Festival luchaban para ser los más grandes. Hoy en día este concepto está cambiando. Poco a poco , el concepto de crucero entendido como el hecho de navegar por placer ha cambiado y ha convertido el barco en un destino en sí mismo con instalaciones para todos los gustos: teatros majestuosos, restaurantes variados, salones de belleza completos, gimnasios espectaculares, piscinas de todo tipo, pistas deportivas, rocódromos, pistas de patinaje sobre hielo, planetariums, galerías comerciales… Hoy por hoy, un crucero compite más con los destinos de tierra, los conocidos como “Resorts” complejos hoteleros que abarcan todos los servicios.

Related Posts:

One comment on “El origen de los cruceros”

  1. FRANCISCO LATORRE GONZÁLEZ dice:

    MI VIAJE POR LAS ISLAS GRIEGAS DE SEPTIEMBRE DE HACE UNOS AÑOS, MARAVILLOSO. ES UNA EXPERIENCIA QUE DEBIERAN TODOS LOS HABITANTES DE LA TIERRA POR LO MENOS EN ESTA COMPAÑÍA. LO HICE CON EL BARCO COSTA FORTUNA, UNA PASADA, POR TODAS LAS COMODIDADES Y ADELANTOS QUE REÚNE. OCUPE HABITACIÓN CON CABINA EXTERIOR, MERECE LA PENA PAGAR UN POQUITO MAS. GRACIAS COSTA CRUCEROS POR ESE INOLVIDABLE VIAJE, GRACIAS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *